Un masaje muy especial para quitar el estrés al alcalde

El otro día ocurrió una anécdota muy graciosa en nuestro ayuntamiento que hemos querido compartir en el blog. El alcalde tuvo que hacer un viaje de última hora para poder atender a un mitin inesperado; cuando llego del mismo estaba tan destrozado que solicitó los servicios de un masaje. Sin embargo, el becario se equivocó y contrato un masaje erótico Barcelona.

Antes de que los administradores de estas páginas le pudieran llegar a decir que se trataba de un tipo de masaje sexual, el aseguró que el alcalde tenía mucha prisa y que, por esta razón, necesitaba que el servicio se pudiera realizar cuanto antes. Fue entonces cuando estos administradores pensaron que el alcalde ya estaba informado sobre la finalidad este servicio y mandaron a una masajista de inmediato.

El alcalde se encontraba dolorido tumbado en el sofá de su despacho cuando la masajista apareció en él. Poco a poco empezó a verter aceite sobre su espalda mientras que el alcalde se iba relajando y veía como su dolor empezaba a desaparecer.

Sin embargo, cuando todo parecía ir estupendamente, la profesional bajó demasiado hasta llegar a la zona clave. El alcalde, lejos de seguirle el juego, le preguntó que qué estaba haciendo. En el momento en el que ya le dijo que habían contratado un servicio sexual, el alcalde pensó que se trataba de algún tipo de broma.

No obstante, no tardó en descubrir la confusión.

Al final todo quedado en una simple anécdota que nos ha parecido muy graciosa… A quien no le ha parecido demasiado graciosa es al becario que ha sido despedido por ello.

Leave a Reply